miércoles, 14 de agosto de 2013




(JARABE DE HUMOR)



En cierta ocasión, una familia inglesa, pasaba sus vacaciones en Escocia. En uno de sus paseos observaron una preciosa casa de campo que, de inmediato, les pareció cautivadora para un próximo verano.


Indagaron quien era el dueño y resultó ser un Pastor protestante al que se dirigieron para pedirle que se la mostrara. 

El propietario amable, se la mostró y tanto por las comodidades como por la situación, fue del agrado de la familia, quedando comprometidos para alquilarla el siguiente verano.


De regreso a Inglaterra, recordaron, detalle por detalle, cada habitación... pero de pronto, la esposa reparó en no haber visto donde quedaba el cuarto de baño. Dada la práctica de los ingleses, decidió escribirle al Pastor en los siguientes términos:

Estimado Pastor:
Soy miembro de la familia que hace unos dias visitó su finca con deseos de alquilarla para nuestras vacaciones y, como omitimos enterarnos de un detalle, quiero suplicarle que nos indique donde queda el W.C.
Finalizó la carta como es de rigor y se la envió al Pastor. 
Al recibirla el Pastor, desconociendo la abreviatura de W.C. y creyendo que se trataba de una capilla Anglicana llamada Wells Chappel, contestó a la familia en los siguientes términos:

Estimada señora:
Tengo el agrado de informarle que el lugar a que usted se refiere se encuentra a solo 12 Kms de la casa. 

Es molesto si se tiene la costumbre de ir con frecuencia pero, algunas personas llevan comida y permanecen en el citado lugar todo el día. 

Unas llegan a pie, otras en tren, arribando todos en el momento preciso. Hay lugar para 400 personas cómodamente sentadas y 100 de pié. 

Los asientos están forrados de terciopelo púrpura y tienen aire acondicionado para evitar las asfixias en caso de emergencia. 

Se recomienda llegar temprano para conseguir lugar. Mi mujer, por no hacerlo así, hace diez años tuvo que soportar todo el acto de pie y desde entonces no fue al servicio.

Los niños de ambos sexos se sientan juntos y todos cantan a coro.

A la entrada se le da a cada persona un papel y aquel que no alcanza al reparto puede utilizar el del compañero de asiento, pero al salir, debe devolver dicho papel para seguir usándolo durante todo el mes.

Todo lo que dejan allí depositado será para darles de comer a los niños huérfanos del hospicio.

Hay fotógrafos que toman fotografías especiales en diversas poses, las cuales se publican en las páginas sociales de los diarios de mayor tirada. Así se puede conocer a las altas personalidades en el momento de realizar actos tan humanos.

La familia, horrorizada al leer la carta decidió anular sus vacaciones en Escocia.
*

3 comentarios:

  1. El juego del equívoco da mucho juego en situaciones cómicas como es el caso. Muy divertido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos por visitar mi blog y por vuestro comentario.

    ResponderEliminar