jueves, 19 de enero de 2017

(Pájaros sueltos)
*
GOETHE concluyó FAUSTO a los 82 años. 
EL TIZIANO pintó obras maestras a los 98.
TOSCANINI dirigió orquestas a los 87.
EDISON trabajaba en su laboratorio a los 83.
BENJAMIN FRANKLIN contribuyó a redactar la Constitución de los Estados Unidos de América a los 81.
El venezolano JACINTO CONVIT está a punto de concretar el desarrollo de una vacuna contra el cáncer a los 96 años.
*
¡NO PERMITAS QUE TE LLAMEN VIEJO!
*
(Pájaros sueltos)
*
Cuando ya se han cumplido los ochenta o estamos cerca, todo contemporáneo es un amigo.
*
IGOR STRAAVINSKY
*

(Pájaros sueltos)
*
Viéndolo bien, no somos tan viejos, lo que pasa es que tenemos muchas juventudes acumuladas.
*
FRANCISCO ARÁMBURU
*

(Pájaros sueltos)
*
En los jóvenes vemos llamas, pero es en los ojos de los mayores donde vemos la luz.
*
VÍCTOR HUGO
*
(Pájaros sueltos)
*
Cuando envejecemos, la belleza se convierte en cualidad interior.
*
RALPH WALDO EMERSON
*

(Pájaros sueltos)
*
El arte de envejecer consiste en conservar alguna esperanza.
*
ANDRE MAUROIS
*

martes, 3 de enero de 2017

Beethoven - Sonata Claro de Luna (60 Minutos) - Música Clásica Piano par...

(Pájaros sueltos, Poetas de Ayer)
*
¿Visteis la luna reflejar serena
entre las aguas de la mar sombría,
cuando se calma nuestra amarga pena,
y siente el corazón melancolía?
*
RUBÉN DARÍO
*

viernes, 30 de diciembre de 2016

(Poemas de Angalu - Mensajes)
*
MEDITACIONES
I
*
¡Qué triste es pasar por este mundo
sin dejar plasmada en la arena
la huella de nuestro paso!
¡Qué triste es pasar como una goma
sólo borrando...
como una espina
sólo pinchando...
como una nube
sólo llorando...
cual huracán
sólo arrasando...
dejando que el agua del tiempo
se escurra entre nuestras manos
y sin pintar en la niebla
un dígito enamorado.
Sin plantar un árbol.
Sin escribir un libro.
Sin componer un canto.
Sin pintar un cuadro.
Sin esparcir por el viento
AMOR HUMANO.
*
Ángeles Garrido Luna
*

viernes, 23 de diciembre de 2016


(Mensajes)
*
Azul: romántico, acuoso, profundo, ligero, inocente, como la mayoría del contenido de este blog, deseo a todos mis visitantes sea esta Navidad y que el próximo año recuperéis todos esos deseos que se desperdigaron en el camino. 

¡ Sed felices !



martes, 20 de diciembre de 2016


(Mensajes)
*
Con esta entrada, la número 77.777 que resulta tan coquetuela, lanzo al vuelo, junto a esas gaviotas entre azules, mis deseos para el próximo año, el 2017:

Aparte de salud, que dicen que es de buen augurio que sea lo primero, como no la tengo, que al menos pueda ir tirando del carro de mi vida sin tener que molestar a nadie y poderme valer por mi misma... quisiera que los planes de mi hijo Javier, tras varios años de estar en el paro, se cumplan y le solucionen la vida.

Que, en esta era de divorcios, separaciones, violencias de género y otras tantas malas hierbas... siga a mi lado mi marido, mi compañero, mi confidente, mi todo, desde ya los 50 años que cumpliremos este siguiente año, precisamente. 

Que mi otro hijo, su esposa, sus tres hijas... sigan dándonos alegrías. Que les vaya bien todo. 

Que mis hermanos, cuñados, sobrinos, primos primeros, segundos y los que le sigan, formen parte de mi y no se escapen de mi corazón.

Que se multipliquen mis amigos sin perder los que ya tengo y que no son pocos.

Que los seguidores de mi blog, estancados desde hace tiempo, se multipliquen. Es un capricho un tanto tonto, lo sé, pero me hace ilusión.

Que sea como sea, puedan publicarse mis libros, se vendan, se lean, que gusten... porque al fin y al cabo son también como hijos míos.

Y si me toca una primitiva y me ayuda a realizar lo anterior, pues mejor que mejor.

Y nada más. ¡Hasta el siguiente mensaje!

Angalu

*

(Mensajes)
*
Ahora que está tan cerca la Navidad, nos conviene dejar el ajetreo por un ratito, meditar y hacer un breve pero profundo examen de conciencia, para disfrutarla plenamente. Aquí os adjunto, traducida, la meditación de esta tarde en la iglesia. Y lo hago porque me ha gustado mucho más que otros años. No me preguntéis el por qué... porque ni yo misma lo sé. Tal vez estaba más receptiva. O tal vez me ha llegado más al alma. Aquí está. No temáis, que es breve. 
Angalu
*
Dios viene porque nos ama. Viene para manifestarnos su amor, revelarnos su misericordia. Es decir, que Dios viene para salvarnos. Viene como médico que cura nuestras heridas, como liberador que deshace nuestras cadenas y nos libera de nuestra carga, como amigo que comparte.
El no ha venido a curar a los que está sanos, sino a los que están enfermos. Y éstas son algunas de las heridas que nos cura:

Hay heridas en nuestros ojos.
No vemos bien por la falta de fe.
Nos dejamos deslumbrar por tentadores reclamos.
Digámosle a Jesús: CREO SEÑOR, PERO AUMENTA MI FE.

Hay heridas en nuestra cabeza.
Somos orgullosos. Rebosamos vanidad.
Nos comparamos con los demás, queremos sobresalir, tenemos envidia.
Digámosle a Jesús: ENSÉÑANOS HUMILDAD.

Hay heridas en nuestras manos.
El afán posesivo nos domina.
El tener y acumular nos supera.
Digámosle a Jesús: ENSÉÑANOS A COMPARTIR NUESTROS BIENES. 

Hay heridas en nuestra boca.
Nos domina el deseo consumista, la búsqueda insaciable de placer.
Nos engañan con necesidades superfluas.
Digámosle a Jesús: ENSÉÑANOS A DISMINUIR NUESTRAS NECESIDADES.

Hay heridas en nuestro pies.
Pasamos de largo ante los problemas de los demás.
Queremos ir lejos y nunca llegamos.
Digámosle a Jesús: AYÚDANOS A SABER PARARNOS DELANTE DEL NECESITADO.

Hay heridas en nuestro corazón.
Un corazón pequeño, endurecido por el egoísmo, por la falta de ternura y compasión.
Somos insensibles ante el sufrimiento de lo demás.
Digámosle a Jesús: DANOS ENTRAÑAS DE MISERICORDIA. CONTAGIANOS DE TU AMOR.

*