domingo, 25 de junio de 2017

jueves, 22 de junio de 2017

COLIBRÍES: PRECIOSOS MENSAJEROS


Los fariseos de hoy solo quieren escuchar lo que les halaga.
*
SAN ANTONIO DE PADUA
*


(Pájaros sueltos y Vídeos Naturaleza)

martes, 13 de junio de 2017



 (Cuentos de ANGALU)
*
 Espero vuestras opiniones sobre este cuento, es el segundo de los 33 de mi libro: CUENTOS ENCADENADOS-UN MUNDO ENTRE GERANIOS. Gracias.

*


2.- EXTRAÑA DESPEDIDA

En este edificio de esta casi calle a las afueras de una pequeña ciudad, -cuyo nombre no pienso citar- al ser de cinco pisos más ático, de alquiler, cambia cada cierto tiempo de vecinos; destacando, -como siempre suele suceder- los más extravagantes y carismáticos.
En el ático residieron una corta temporada, la decoradora con su extraña pareja; a quienes yo, evadiéndome del tedio cotidiano, contemplaba sorprendida, agazapada mi nariz entre los geranios de mi ventana.
Dicen que todas las cosas tienen su momento y tengo comprobado que se deja de comentar un suceso, o dejan de volar las plumas de un chismorreo... cuando surge otro y las alas anteriores ruedan por el suelo hechas añicos. Y era su turno.
Su manera de vestir, de hablar y comportarse, les mostraba tan distintos a los demás que parecían gentes de otros mundos. De esos pequeños mundos dentro de este también pequeño planeta que compartimos todos.
Cada fin de semana organizaban un festín con baile y música, al que no acudía vecino alguno ni nadie conocido de la cercana ciudad, y duraba hasta las tantas y una más de la madrugada. Luego, ya clareado el día, parecía como si se les hubiese tragado la tierra. Todo cerrado y silencioso: puertas, ventanas, persianas... O no estaban o dormían la mona. Y si estaban, la resaca debía de ser de abrigo, pero de visón, por lo menos.
Y cada lunes, muy temprano, con pinta de sueño, las raras y gesticulantes despedidas.
Permanecí con la incógnita hasta que un caluroso día de verano, tras dormir con la ventana abierta, oí como despedían una a una, sus extrañas visitas. El viento era favorable y mi fino oído captó tres frases:
-Que ustedes lo caguen bien.
-Gracias, igualmente.
-Se agradece el interés y su visita.
Pensé que me había engañado mi percepción auditiva y decidí prestar más atención. No me parecía lógico que hablándose con corrección, soltaran esa tosca palabreja. Deberían decir que ustedes lo pasen bien y el subconsciente me estaba jugando una mala pasada. Así que desde la cama, con mi bastón corrí las cortinas dejando la ventana abierta de par en par, la persiana algo más levantada y apagada la luz, para no ser vista desde fuera.
Como una farola de la calle proyectaba la sombra de mis geranios hacia adentro, aparté dos macetas con el bastón y me tumbé ligeramente sobre el respaldo de la cama.
Apenas marchó la primera pareja, salió otra tan desconocida como la anterior y los inquilinos les despidieron en el umbral de la puerta de la escalera:
-Que ustedes lo caguen bien.
-¡Oh, gracias! Eso esperamos. Igualmente, ¿eh?
-Haremos lo posible, gracias y buen viaje.
¡Otra vez! ¿Sería posible?... Tal vez todos salían tan embriagados que no se daban ni cuenta de la tomadura de pelo de sus anfitriones.
Así iban desfilando todos, bajando por el ascensor, mientras ellos permanecían abajo, despidiéndolos y señalándoles el lugar donde habían dejado aparcado el coche. Unos soñolientos, otros algo colocados, iban tambaleándose, como una procesión de zombis.
A esa día le siguieron otros de aparente normalidad. Todo según se mire, ya que la pareja se las traía. El iba siempre -siempre que yo le veía, claro- con la cabeza rapada, con un pantalón tejano con más guarnición que una pocilga y una camisa enjaretada, con puntillas, a medio abrochar, dejando al descubierto un indescriptible tatuaje. Calzaba chanelas brillantes y fumaba siempre en pipa larga, como la famosa pipa de la paz. No sé, aún hoy, si fumaba tabaco o sustancias más peligrosas.
Ella, con el cabello corto, rizado a lo abisinio, con ricitos grifados como gatos con permanente en plena trifulca y teñidos a mechoncitos de colorines, desde el blanco al rojo más intenso, y desde el gris plata al negro. Siempre andaba por la terraza con su kimono dorado, bordado en seda negra y roja, que apenas sujeto, al moverse se abría mostrando unas braguitas de encaje rojo y los muslos morenos y rollizos.
La llamaron “la pepona” por su similitud con esa muñeca de cartón antigua, al maquillarse excesivamente, especialmente en el uso del colorete.
Los más pícaros abuelos del barrio, por ser verano, con la excuso de dar un paseo por la noche y tomar el fresco, se sentaban en un banco de este lado de la calle, en frente del edificio en cuestión; la observaban, siempre tan chismosos, y la bautizaron asi.
Yo podía contemplarla libremente a todas horas, sin ser vista. Con luna, con sol o con el reflejo de las farolas de la calle.
Llevaba las uñas de manos y pies siempre lacadas en negro, disimulando las manchas nicotina, de unas manos en continuo vaivén hacia la boca para dar sus pipaditas al tabaco rubio; y unos pies siempre descalzos por la terraza, dejando las plantas más oscuras que su sombra.
Yo no se quien sería capaz de encargarle decoración alguna. Pero alguien del barrio dijo que ese era su oficio.
No se trataban con los vecinos. Aunque al cruzarse de cerca, saludaran con aparente cortesía, no daban pie para conversación alguna. Así que nadie supo su nombre.
Mientras residieron aquí no se habló de otra cosa. Fueron el tema central de cualquier conversación vecinal. Mas nadie se percató de la frase de despedida, ni yo la comenté por temor a estar equivocada.
La primera y única vez que lo hice, fue con mi hermana, que tras abrir los ojos como platos, se despachó a gusto con sonoras carcajadas.
-Estarías medio dormida y entendiste mal.
-¡Ester, que ayer se repitió la escena! Como cada sábado y cada domingo. No tienes más que mirarlos. Son tan raros...
-Sí, raros si son. Hay gente que con tal de ser originales...
-¿Tu crees que lo dicen para burlarse por andar medio trompas?
-Pues trompas o trompetas, si has oído bien, sí. Estarán de guasa. Ganas de divertirse a costa de sus propios conocidos. ¡Que hay gente capaz de todo, hermanita!
-No lo cuentes ¿eh?... que nos van a tomar por chaladas a nosotras.
-Tienes razón. ¿Quién se lo iba a creer?
Cuando pasados unos meses llegó la policía a detenerles, a pesar de la sorpresa del momento, no me extrañó.
Yo ya había presentido algo. Los envenenan -llegué a pensar- y los muy cínicos encima se guasean. Y me eché a temblar por no haber denunciado a tiempo mis sospechas. ¿Pero de qué podía sospechar entonces yo?  De esa tonta frase, no. No era suficiente.
Durante varios días estuve intrigada. Soñaba con ellos, me desvelaba y luego no podía dormir. Yo misma me hacía las mil y una preguntas con sus correspondientes respuestas. Vano intento. No daba con una solución más o menos lógica. ¿Y cómo iba la lógica en semejante ambiente?... ¿O sería yo una mal pensada?...
Así estuve dándole vueltas al coco, hasta que se aclaró el caso y salió en la prensa.
Eran contrabandistas de diamantes y los pasaban camuflados en estrechas bolsitas tubulares en su propio recto.
¡Luego se extraña mi hermana de que no quiera ir al cine! Cuando el teatro es más vivo y lo tengo gratis y enfrente...

*
Ángeles Garrido Luna
*
(Pájaros sueltos)
*
La raíz escondida del árbol
no espera premio por llenar de frutos sus ramas.
*
R.TAGORE
*

lunes, 12 de junio de 2017

(Pájaros sueltos)
*
Canta la cascada:
Aunque una poca de mi agua basta al sediento,
¡Con qué alegría se la regalo toda!
*
R. TAGORE
*

domingo, 4 de junio de 2017

(Pájaros sueltos)
*
La poesía es la mujer tangible con los dedos del alma. 
La que no besa con labios, sino con palabras. 
Mujer de flores que baila.
*
ANGALU
*

jueves, 1 de junio de 2017


(Poemas de Angalu)
*
ANTE ESE FRIO QUE NO CESA...

...abre el armario del olvido
y descuelga el alma de su percha,
sacúdele el polvo
pásale el cepillo
y póntela en el cuerpo como abrigo.

Abre el arcón de antigüedades
y restaura poco a poco tu ilusión de niño.
Y si te da vergüenza,
restáurala a escondidas
y ponla por sombrero en tu cabeza.

Abre el cajón del pensamiento,
repasa tu libro de experiencias,
exprime sus hojas
y con su esencia
perfuma las arrugas de tu piel añeja.

Abre, en fin, aquel pequeño mueble repelente
donde escondes lo que peor huele y nadie aguanta.
Parte de cero. Píntalo de verde.
Sal de nuevo a la calle
y échate a andar con tus zapatos de esperanza.

Róbale al aire ese invisible acento
y con su refrescante fantasía,
pinta unos guantes
para tus manos,
que luego en el trabajo no estén frías.

Y si tu, como yo, eres frágil de oídos
y te asustan las críticas severas,
de poesía y amor
teje una bufanda
que envuelva con cariño tus orejas.

Ángeles Garrido Luna
(Angalu)

*
Este poema, escrito y publicado en 1983, tiene su pequeña historia recóndita, silenciada, que puede aplicarse a distintas situaciones de la vida, cuando nos sentimos incomprendidos, y los que amamos profundamente la poesía, buscamos en ella refugio, optando por escribir dirigiéndonos a nosotros mismos para animarnos; ya cansados de protestar inútilmente ante cualquier injusticia. 

También voló, como otros tantos poemas, atravesando el Atlántico acompañado de otros cantarines pájaros que se sumaron a mi susurro.

viernes, 26 de mayo de 2017



(Poetas de ayer)
*
A la muerte

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados,
de la carrera de la edad cansados,
por quien caduca ya su valentía.
Salime al campo, vi que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejoso los ganados,
que con sombras hurtó su luz al día.
Entré en mi casa: vi que amancillada
De anciana habitación era despojos,
Mi báculo más corvo, y menos fuerte.
Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé casa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.

Francisco de Quevedo






(Poetas amigos)
*
A la vida


Sean tus versos honrados con loores,
tu prosa de castiza donosura,
clara sutil, toda una confitura
para deleite de cien mil lectores:

Primero has de sufrir los sinsabores
del que quiere alcanzar meta segura,
pero tu voluntad si es que perdura,
te ha de llevar a disfrutar honores.

De la hora de nacer hasta que mueres,
un tiempo tienes para hacer tu historia, 
conócete a ti mismo, si es que puedes,

y así podrás dejar de ti memoria,
porque estarás haciendo lo que quieres
para tu beneficio, nombre y gloria.

Fredo Arias de la Canal
México

miércoles, 24 de mayo de 2017

El último suspiro



(Filmoteca de Javi)
*
En esta nueva pestaña iré colocando filmaciones cortas y vídeos de mi hijo Javier. "El último suspiro", aquí adjunto, quedó finalista en un concurso de Madrid.  
Advierto que es impactante, pero al paso que vamos, no sería extraño que llegara a suceder. Espero vuestras opiniones. Y en todo lo demás, también.
*
Angalu
*

martes, 23 de mayo de 2017

(Poetas de ayer)
*
ANÓNIMO

(Transcribo aquí un gracioso poema recibido en mi correo, cuyo autor no me ha sido adjuntado y desconozco. Si alguien que visite este blog lo sabe, agradeceré que me lo diga y será añadido. Gracias)
*
Un baturrico muy bruto 
marchaba desde su pueblo 
y en la mitad del camino 
se tropezó con San Pedro. 
Como no lo conocía 
no guardó excesivo celo 
y a la hora de expresarse 
lo hizo como lo hace el pueblo, 
con llaneza, un poco basto 
y sin demasiado tiento, 
pero tampoco digamos 
que le faltara al respeto. 
El saludo fue de buenas 
e intercambiaron acciones: 
el maño la bota de vino 
y el santo sus bendiciones. 
Entre preguntas, respuestas, 
chanzas y algunas diatribas 
preguntó San Pedro al maño:
 -y tú ¿dónde te encaminas?-
A lo que el mozo, resuelto, 
contestó de buena gana:
 pues me voy a Zaragoza 
a mercar simiente y pana, 
que mi padre quié sembrar 
antes que pase setiembre 
y mi madre va a coseme 
un calzón, como hace siempre, 
qestos que llevo ya tienen 
dos años y tres campañas 
y no les caben más piazos 
ni más zurcidos ni manchas. 
El Santo, con gran paciencia, 
le dijo al maño al instante: 
-Todo me parece bien 
salvo una cosa importante; 
llegarás a Zaragoza 
si Dios lo autoriza y quiere, 
y así debemos pedirlo 
para ver si lo concede -
El mozo, tozudo y fierme, 
le contestó con descaro 
con el tono un poco recio 
de baturro terco y bravo: 
-No sé si Dios lo querrá 
o querrá lo que yo quiero, 
pero voy a Zaragoza 
por encima de San Pedro, 
y más vale que ninguno, 
ni clérigo u bandolero, 
me se ponga por delante. 
Y ya está, señor viajero - 
El Santo, que es bien sabido, 
también tenía su genio, 
al punto le reveló quien era: 
-¡Yo soy San Pedro!, 
y por soberbio y farute 
ya no irás a comprar pana; 
desde ahora y por un año 
serás convertido en rana. 
Cuando vuelva en una añada, 
si el Señor me lo consiente, 
otra vez te propondré 
la pregunta consiguiente, 
y espero que a la respuesta 
ya no le hagas tantos ascos. 
¡Quita de mi vista, maño 
y métete en ese charco! - 
Y la ranica, obediente, 
en un brinco y cuatro saltos, 
se capuzó en una charca 
al pie de unos chopos altos. 
San Pedro se marcha andando 
y repitiendo en voz alta: 
-¡Hay que ver, estos baturros 
cuantismo me dan la lata!; 
a la hora de expresarse 
echan todo por la borda 
y proclaman lo que piensan 
aunque sea el “susum corda”.
Entre lluvias y sequías 
un año entero ha pasado 
y, ¡qué suerte hemos tenido: 
la charca no se ha secado! 
A la sombra de ese chopo 
un viajero solitario 
reza cuatro padrenuestros 
y luego lee el diario. 
Del agua asoma una rana 
gorda y bien alimentada 
que entre croar y croar 
se calla y no dice nada. 
-Ya veo que estás aquí-, 
dice el Santo con malicia, 
-bien lustroso y remojado 
y puntual a nuestra cita -
¡Croac!, le contesta el batracio, 
-¡croac, croac!-, insiste animado, 
pero de ahí nadie le saca 
y se calla consternado. 
-¡Vuelve a ser tú, renacuajo, 
que el año ya se ha cumplido, 
porque quiero preguntarte 
a ver lo que has aprendido!- 
Y aparece el baturrico 
silencioso y bien plantado 
con sus calzones zurcidos 
y el cachirulo achopado, 
pues no en vano todo un año 
estuvo entero en remojo 
en un charco con dos chopos, 
pan de rana y un matojo. -
¡Usté dirá, don San Pedro, 
lo que guste preguntar, 
que según lo que pregunte 
yo le sabré contestar!-, 
dice por fin el baturro 
entre temeroso y fato, 
-¡pero mire que de casa 
hace ya un año que falto,
y si les digo a mis padres 
que me ha retenido un santo 
a los dos nos puén poner 
peras y lomos a cuarto! 
-¡No trates de escabullirte 
con romances tan baratos 
y contesta como debes!: 
¿dónde te llevan tus pasos?- 
-¡Pues mire usté, don San Pedro: 
voy por simiente y por pana 
y esta noche dormiré 
en la Posada Las Almas, 
que llevo muchismas noches 
dormiendo adrento del agua 
y ya siento la reuma 
rosigándome las tabas! 
No quiero que usté se ofenda 
ni que se pònga mu bravo, 
pero yo estoy en mis trece 
de terminar con mi encargo. 
Y lo diga quien lo diga, 
aunque me lo mande un santo, 
yo voy ande usté ya sabe: 
¡A Zaragoza o ....al charco!
*

viernes, 19 de mayo de 2017

DINNER FOR ONE (SUBTITULADA).wmv



(JARABE DE HUMOR)

Gracias a Ester, adjunto versión subtitulada.

*

Dinner For One - New Version In Color / Grevinnan Och Betjänten - Ny Ver...



(Jarabe de Humor)
*
Aunque les parezca que les tengo olvidados, es que no, lo que pasa 
es que mi ordenador ha estado envirulado y todavía arrastra alguna que otra secuela. Va muy lento, me desespero de tanto esperar y acabo cerrando -si se deja- cuando se atasca. 
Un escena divertida. 
Si alguno sabe alemán y me envía la traducción,la adjuntaré.
¡Feliz fin de semana a todos mis queridos visitantes!
*

martes, 16 de mayo de 2017

(Pájaros sueltos)
*
La imaginación es más importante que el conocimiento.  
El conocimiento es limitado. 
La imaginación abarca todo el mundo.
*
ALBERT EINSTEIN
*

domingo, 14 de mayo de 2017

Carmen sobre hielo (Carmen on Ice) HD- Bizet - (1989 ) (Subtitulado)


Esta pieza de la ÓPERA CARMEN DE BIZET con patinaje es estupenda. Como es un poco larga, conviene descargarlo casi todo pasándole el ratón y retroceder para que no se interrumpa. Espero que os guste como a mi.


sábado, 6 de mayo de 2017





(Poetas de ayer- Pájaros sueltos)
*
Primer Domingo de Mayo
"Día de la madre"
*
A una madre se la quiere

siempre con igual cariño
y a cualquier edad se es niño
cuando una madre se muere.
*
José María Pemán

martes, 2 de mayo de 2017

(ABC LIBROS)
*

LOS SUEÑOS NO CUMPLIDOS
A veces, los sueños se cumplen y nos dan aliento para seguir soñando. Para seguir trabajando en que se cumplan los que le siguen.  
Pero otras, las más, no se cumplen aunque la tarea haya sido ardua. Y nos sume en el desaliento. 
Tras casi cinco años de insistente y duro trabajo de investigación, de llamar a muchas puertas, de marear a muchas personas a través de internet, del teléfono o hablando personalmente... de leer centenares de libros, -.algunos prestados por Bibliotecas  Privadas- hacer esquemas, reproducir mapas para encararlos entre sí, mientras la ARMHC buscaba rastros a través de entidades públicas, y a la par estrechando el contacto con la familia, especialmente con las personas algo mayores que yo... de escribir durante dos largos años, de aventar papeles como loca, rebuscar en Archivos de Historia, tener la casa patas arriba con esparcidos documentos, copias, libros, resúmenes, cuadros sinópticos... consigo terminar el libro, cerrando una historia que tal vez un día pueda continuar, de editarlo y ponerlo a la venta, con la sana intención de intentar ayudar a la ingente cantidad de buscadores de familiares desaparecidos que desde que se anunció la Recuperación de la Memoria Histórica, habían surgido como setas, pues cuando comencé la búsqueda, me dijeron que en tres meses sabrían algo. Pero de los ciento y pico iniciales, llegaron a acumularse tantos miles, que se alargó más de tres años el estrechar el cerco por esa entidad. 
Y después de todo eso, el sueño se trunca. Los libros siguen paseando entre muchas manos. Leen algo. Lo dejan. Y no lo compran. Tal vez lo encuentran caro. Tal vez no interese el tema. Tal vez no se den cuenta de que el contenido es amplio, pese a tratarse de la búsqueda de la historia de un familiar perdido cuando al terminar la guerra cayó huyendo a Francia. De un violinista que se vio precisado a cambiar su violín por una ametralladora. 
Además, la gente es reacia a no dar su opinión. Y aquí adjunto el último comentario recibido, hace ya más de un año. Mientras, el libro sigue amontonado en una caja esperando que alguien lo pida, sin haber sido expuesto en el escaparate de la librería más cercana. Si sumo todos los que me han dicho que han sido adquiridos y leídos, por amigos -que son muchos los que dicen que lo son- la edición se habría agotado. Y no es así. Eso es lo que más me entristece. Como también me duele, que me digan que si hubiera escrito en catalán... tal vez...
En fin, no por eso voy a dejar de escribir. 
Es simplemente UN SUEÑO NO CUMPLIDO.  
Y éste es el último comentario que he citado:
"¿Qué fue de Rafael?... es un libro de sentimientos y emociones transversales sobre: la familia, la literatura, la naturaleza, la música, la amistad... cohesionado por la fuerza invisible del amor hacia todas las cosas.
Es la historia de una búsqueda valiente, al borde de lo imposible, que sobrevive entre la niebla de los recuerdos al desgaste del tiempo.
Contra la maldita guerra... que lo arrasó todo... Rafael se agiganta en el horizonte, con su violín bajo el brazo, para recordarnos a todos, que contra la sinrazón en el mundo, la mejor arma es la de una mente abierta al respeto y la tolerancia entre todos los seres humanos."
Peter Luis Rodriguez

Desde aquí, gracias, Peter Luis, y a ver si para el año próximo puedo presentar el libro en Murcia, Molina de Segura y Archena.

OTRO SUEÑO NO CUMPLIDO. 

miércoles, 26 de abril de 2017

(Poemas de Angalu)
*
LLUEVE

Afuera lloran las lágrimas de las nubes.
Las que lavan La Tierra de impurezas.
Las que empujan el polvo suspendido
y lo coloca en su lugar.
Las que acarician las jóvenes hojas 
deslizándose suavemente.
Las que besan todas las flores
y duchan los pájaros.
Las que se pierden en orgía
con las olas del mar.
Llueve.
Adentro llueven muchas cosas.
Lloran las células, se comprimen,
desaparecen
porque les ha llegado su hora.
Lloran los pies porque no pueden
trepar por las montañas como ayer.
Lloran las rodillas porque no pueden
ni subir ni bajas las escaleras.
Lloran los huesos por desgaste de la edad. 
Llora todo el cuerpo aunque una sonrisa
nazca, para disimular.
Sin rayos, truenos o centellas
llueve afuera mansamente
y adentro llueve.
Mas donde más llueve es en el alma,
por los seres queridos que se fueron
por los se van yendo o que se irán...
sin pensar en que nosotros
los seguiremos un día.
Llueve por todo lo demás.
Por injusticias y crueldades,
incongruencias, falsedad, engaños,
políticas nefastas, abusos 
y demás acciones de los hombres
que no saben donde van
y pretenden guiarnos
a todos los demás.
Llueve afuera.
El alma llora.
Llueve...
*
Ángeles Garrido Luna
(Angalu)
*

domingo, 23 de abril de 2017



(Pájaros sueltos)
*
El nacionalismo es el sarampión de la humanidad.
*
ALBERT EINSTEIN
*

viernes, 21 de abril de 2017

(Pajarracos sueltos)
*
Como los ojos son el espejo del alma, no hay político que nos engañe del todo. Y cuando creen que nos tienen en el BOTE, viene el VOTO de castigo, porque ya no hay quien con justicia les VOTE. Y en el BOTE  encontrarán escrito lo que digo. 

(Puedes copiarme, amigo)

ANGALU
(Poetas de hoy-Poetas amigos)
*
A LA VEGA DEL SEGURA

Azul intenso la sierra perfila,
aquel cielo azul y de alborada,
verde, profunda, salta en la hondonada
la Vega que en su azahar la miel destila,

La hermosura de huertos espabila,
cuando es por cualquiera contemplada,
pues su belleza solo es comparada
a la seda que la mariposa hila.

Con verde de morera coronada,
conjunción de sol, agua y clorofila,
se nos ofrece jubilosa y dorada.

De frutos, flores y oro salpicada;
sobre multitud de árboles, que en fila,
llevan la luz solar difuminada.

*

JUAN JOSÉ LUNA GARRIDO
ARCHENA -MURCIA

*