jueves, 30 de enero de 2014

(Jarabe de Humor)
*
Tras ser expulsado del Paraíso, arrepentido Adán por haber caído en la tentación de morder la manzana prohibida, le preguntó a Dios:

-¿Señor, por qué hiciste a EVA tan hermosa?

Y Dios le contestó:
-Para que tu la amases.

-¿Entonces por qué la hiciste tan estúpida?

Y Dios le contestó:
-Para que ella te amase a ti.

*

lunes, 27 de enero de 2014



(VÍDEO-MÚSICA)
*
CUANDO EL HOMBRE
se limita a narrar, a decir,
y su palabra no ofende...
CUANDO EL HOMBRE
se limita a plasmar la luz y el paisaje
dejándolo virgen...
CUANDO EL HOMBRE
le añade su música
dándole las gracias...
es cuando surge algo tan maravilloso
como lo que el siguiente vídeo nos ofrece.
ANGALU
*
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=SB8WlqfJJRE

viernes, 24 de enero de 2014

(Curiosidades)
*
En vista de que aumentan los visitantes de este blog, pero pasan sin decir ni hola, es por lo que, para animar el cotarro, -ya que no tengo tiempo para animarlo de otra forma, pues entre leer y escribir novelas, precisando documentarme adecuadamente, se me pasa el tiempo que ando por aquí metida- os propongo este reto que creo no es difícil. 

La fotografía de la imagen la hice yo misma durante una excursión inolvidable. No digo dónde porque espero que lo adivinéis. 

¡Pero ojo, que no solo pregunto:

1.- ¿Qué montaña es esa?

Y no sólo:

2.- ¿Dónde se halla?

Sino que añado:

3.- ¿Desde dónde está tomada la fotografía?

¡A ver quien es el primer viajero impenitente que me contesta!

¡Ándele, ándele...

*

Como las dos primeras preguntas son muy fáciles, si no acertáis la tercera, pero participáis en el juego, iré añadiendo pistas.

*

martes, 21 de enero de 2014




(Jarabe de Humor)
*


Un adolescente acababa de aprobar su examen de conducir y preguntó a su padre que cuando podrían hablar sobre que él utilizara el coche.

El padre le propuso un trato: 
        "Tú mejoras tus calificaciones de 7 a 8 en promedio, estudias la Biblia un poco, te cortas el pelo  y  entonces hablaremos sobre prestarte el coche.

Como seis semanas después le dijo el padre:
       Hijo, mejoraste tus calificaciones y he visto que has estado estudiando la Biblia,
            pero me decepciona ver que no te has cortado el pelo

El muchacho contestó:
          Sabes papá, he estado viendo al leer la Biblia, que Sansón llevaba el pelo largo, Juan el Bautista llevaba el cabello largo, Moisés también lo llevaba largo, y hasta existen evidencias de que, ¡Jesús llevaba el pelo largo!

A lo que el padre contestó: 
¿Y no te fijaste que todos ellos iban a todas partes andando?









(Curiosidades)
*
Voy a permitirme el lujo (ya que este blog es mío) de incluir un artículo de JUAN MANUEL DE PRADA -ese intelectual que para algunos puede resultar "redicho" pero que no se puede negar que tiene su chispa- porque hoy me ha caído muy bien y, como dirían mis nietas: "me lo he pasado pipa".

Tal vez porque estando haciendo eso que nadie puede hacer por mi en un lugar que solemos denominar con guasa "la biblioteca", porque en el bidé siempre alguien olvida un libro o una revista, estaba bastante receptiva. 

De cualquier forma, aquí transcribo el artículo esperando que si se entera su autor no se enfade conmigo:

Título: APAGONES DE ANTAÑO

Autor: JUAN MANUEL DE PRADA

Durante las semanas pasadas, el folletín de la subida del recibo de la luz (en donde el Gobierno, a semejanza del bravucón del célebre soneto, se caló el chapeo, requirió... y permitió que las compañías eléctricas nos la clavaran bien clavada) me ha hecho recordar aquellos apagones eléctricos de la infancia, que en mi memoria tienen una aureola mítica, como de eclipse de sol por lo menos.

Y es que aquellos eran apagones como Dios manda, a diferencia de los que padecemos ahora. Los apagones de hogaño son siempre a traición, sin comunicación previa, y duran sólo unos pocos minutos, quizás porque son amigos con los que las compañías eléctricas quieren apercibirnos de que, cuando les pete, pueden dejarnos sin luz durante semanas, si no atendemos sus exacciones. Los apagones de antaño, por el contrario, eran apagones reglamentarios, supervisados por la autoridad gubernativa: se anunciaban con varios días de antelación, y a la gente le daba tiempo a prepararse debidamente, para convertir el apagón en un acontecimiento, puesto que iba a durar varias horas.

En los apagones de antaño, por ejemplo, se aprovechaba para descongelar el frigorífico, que ya amontonaba demasiado hielo en las paredes y era una delicia ver cómo aquel pequeño palacio helado empezaba a gotear con ese sonido que tienen los tejados de los países nórdicos cuando llega la primavera, y comprobar cómo los alimentos que dentro de él hibernaban se desentumecían y recuperaban la color, como resucitados por la Trompeta del Juicio Final, diciéndonos:"¡Cómeme, cómeme!"

Claro que lo más emocionante, en las horas previas, era aprovisionarse de velas, esperando el momento en el que el filamento de las bombillas se teñía de un cálido color anaranjado para enseguida morir, como una pavesa que se extingue. Entonces encendíamos las velas y nos paseábamos a oscuras por el piso angosto, que parecía de repente mansión lóbrega de una dinastía sobre la que hubiese descendido una maldición del cielo. Era una aventura pasear por las habitaciones, tan familiares y archisabidas, convertidas de súbito en cámaras acechantes de peligros (las velas que portábamos tenían el mismo resplandor que en los cuadros de Caravaggio donde la luz temblona de la vela convertía nuestras propias sombras en gigantes insurrectos que danzaban poseídas por el baile de San Vito del miedo, quebrándose en ángulo recto sobre las paredes, como si los acabasen de decapitar.

Y mientras duraba el apagón, no sonaba el vómito epiléptico del teléfono, ni la radio  nos aturdía con su mosconeo de palabras gastadas, ni el televisor podía ejercer sobre nuestras almas puras su hipnosis degenerada. El mundo se quedaba ciego y mudo, y bastaba que soplásemos la llama de la vela para que, además, se quedase sin aliento.  Y en aquella oscuridad sin resquicios, la vida parecía un dominguillo de alborozo en el que estaban permitidos todos los pecados veniales:  el novio podía meterle mano a la novia sin que los futuros suegros se enterasen los niños en edad escolar podían abstenerse de hacer los deberes sin temor a la reprimenda del maestro, y los viejos podían entrar en la despensa y birlar aquellos dulces que el médico les tenía prohibidos, para después comérselos a hurtadillas, chupeteándolos con fruición. 

El progreso material, satisfaciendo automáticamente nuestras necesidades, nos ha convertido en autómatas regidos por la prisa más estúpida y el más majadero de los ajetreos (que es el de quien se ajetrea sin ton ni son) apartando de nuestra cabeza las inquietudes trascendentales.

Aquellos apagones de antaño nos permitían cobrar conciencia del silencio y de la soledad; y, agudizando el oído del alma, llegábamos a descubrir que el silencio podía servir para volvernos, escarmentados y doloridos, hacia quien dijo: "Hágase la luz".

Ahora toda esa magia sería imposible, porque mientras durase el apagón nos pondríamos como locos a manipular todos los cacharrines con batería a nuestro alcance, mandando mensajitos y guasas por teléfono, y la luz de nuestras pantallas táctiles suplantaría el resplandor de aquellas benditas velas de ESPERMA. 

(Si, si, eso dice textualmente el artículo. Se ve claro que la "R" se ha colado suplantando la "L". Así que sigo.)

Pero aquella era una época en que, después del apagón, aumentaban los nacimientos.

(Al llegar aquí, es cuando me he reído a gusto, comprendiendo que la frase había conmocionado al impresor, colándosele el gazapo. Y sigo)

Sospecho que ahora solo aumenten los abortos, según los plazos permitidos por la ley de turno. Cada época tiene sus usos; y los de la nuestra son más bien protervos, aunque -¡por supuesto!- muy asépticamente disfrazados de eufórico progreso. 

*

Y añado: Si, señor DE PRADA, pero por más adelantos que tengamos hoy, está visto que los GAZAPOS SIGUEN EXISTIENDO.
ANGALU
*







domingo, 19 de enero de 2014




(Poetas amigos)
*

(86)

Hoy cumplo ochenta seis: catorce quedan
para el arribo de mi centenario...
(nada nuevo, genial ni extraordinario
"porque las ruedas ruedan porque  ruedan").

Si tan sólo catorce ya me hospedan,
al margen del vetusto calendario,
pido al añejo marginal almario
que aligere los años que sucedan

a mis días primeros... De  "fotingos",
de las semanas sin tener domingos
y como pago de labor, ¡un vale!

Nada en la vida compararse puede,
cada uno que huela lo que huele,
y cada cual que la conciencia avale.


Francisco Henríquez
*
Desde este blog:
¡FELICIDADES! 
Y QUE PASES DE LOS 100, CON SALUD Y GANAS DE SEGUIR EN LA BRECHA, DEJANDO BROTAR TUS VERSOS COMO ESA FECUNDA CASCADA.
ANGALU
*

sábado, 18 de enero de 2014




(Fábulas)
.

Aunque desconozco el nombre del autor, con vuestro permiso, aquí se queda.
*

Fábula corta... que va para larga.


Había una vez un rey que quería ir de pesca.
Llamó a su pronosticador del tiempo y le preguntó el estado del mismo para las próximas horas.
Éste lo tranquilizó diciéndole que podía ir tranquilo pues no llovería.

Como la novia del monarca vivía cerca de donde éste iría, se vistió con sus mejores galas.
Ya en camino se encontró con un campesino montado en su burro quien al ver al rey le dijo:
“Señor es mejor que vuelva pues va a llover muchísimo.”

Por supuesto el rey siguió su camino pensando:
“¡Qué sabrá este tipo si tengo un especialista muy bien pagado que me dijo lo contrario! 
Mejor sigo adelante.”

Y así lo hizo… y, por supuesto, llovió torrencialmente.


El rey se empapó y la novia se rió de él al verlo en ese estado.


Furioso volvió a palacio y despidió a su empleado.
Mandó llamar al campesino y le ofreció el puesto pero éste le dijo:
“Señor, yo no entiendo nada de eso,
pero si las orejas de mi borrico están caídas quiere decir que lloverá”

Entonces el rey contrató al burro.

Así comenzó la costumbre de contratar burros como asesores, que desde entonces tienen los puestos más remunerados en el gobierno.
 
LA HISTORIA SE REPITE. 
  

miércoles, 15 de enero de 2014



(Biografías Interesantes)
MANUEL TERRÍN BENAVIDES
*
Seguro que si pudieran hablar estos pingüinos, serían más elegantes y corteses que muchos hombres que se visten de tales.
Por eso dejo aquí este artículo. Porque no comprendo que se critique a un escritor de su talla, capaz de ganar más premios que nadie en la Historia de la Literatura Universal.
Sin duda tiene su estrella. 
Y, aunque no he tenido el placer de conocerle personalmente, sí que hablé con él por teléfono hace ya más de veinte años, a raíz de un  asunto que casualmente, siendo muy grave, jamás he visto una reseña colgada en internet. 
Y es que no se habla de quien estafa a los escritores, especialmente si son poetas. O a quienes les plagian descaradamente. Entonces hubo un loable intento en el Canal 5 de Sevilla, al que acudimos unos cuantos a formular una denuncia que terminó en agua de borrajas. 
¿De eso se habla?
No.
¿Se comenta?
No.
¿Se critica?
No.
Ante eso, hasta los periodistas se callan.
Eso si que es verdaderamente vergonzoso.
Me gustaría saber que pensáis sobre el asunto.
*
ANGALU
*
Y aquí tenéis el artículo sobre lo que algún quedará como BIOGRAFÍA INTERESANTE.
*
Año, certamen, lugar, obra, premio. Por este orden y todo rigurosamente apuntado con una antigua máquina de escribir, Manuel Terrín Benavides (Montoro, Córdoba, 1931) toma nota de los certámenes literarios que ha ganado. Asegura que son 1.769 hasta hoy, aunque en el momento en que se publique este artículo puede que sean más.
El propio Terrín dice que un periódico de Los Ángeles le definió como el escritor que más premios literarios ha ganado en el mundo. "No me interesa aparecer en el Guinness de los Récords al lado del que más chorizo come", contesta el poeta, de 80 años, sentado entre medallas, placas y estatuas en el salón de su piso de Albacete.
Llegó a esta ciudad de joven para trabajar de técnico en el Ejército del Aire. A los 20 años no pensaba en la poesía ni mucho menos, por eso estudió electrónica aeronáutica. Terrín descubrió su segundo amor más tarde. Con 32 años acabó el Bachillerato de letras, pero tuvo que pasar otra década antes de que empezara a participar en certámenes. Corría el año 1969. Fue un amigo el que le animó a concursar y, cuando recibió su primer premio, el poeta no daba crédito a lo ocurrido.
El autor no dispone de ordenador y para estar al tanto de las convocatorias de los concursos confía en un grupo de amigos
El 2008 fue su año récord: ganó 81 premios
MÁS INFORMACIÓN. 
En las paredes del pasillo y del salón de su casa se alternan cuadros bucólicos y diplomas, mientras los muebles cobijan fotos de familia, pequeñas columnas y otros premios en forma de pantera, caballo o ciervo. Un Quijote dorado luce encima de una mesilla de cristal y una placa conmemorativa evita que los libros de una estantería pierdan el equilibrio. En realidad, la mayoría de sus trofeos yace en el archivo municipal de su ciudad natal, donde hasta le han dedicado una calle. "Ya no cabían todos esos premios en casa... Necesitábamos espacio", se excusa la musa inspiradora, su mujer. Joaquina se sienta en otro sofá, con la televisión de fondo, pero no se pierde ni una palabra de su esposo. Se limita a asentir con la cabeza, sin esconder el profundo orgullo que se filtra por sus ojos.
Caballero de otro tiempo
Pese a su abrigo negro y la expresión seria en las fotos, Terrín es un caballero al que le encanta hablar tanto de literatura como de cocina manchega. Con tono tranquilo discurre de las obras de Manrique a Machado, algunos de sus autores favoritos, y confiesa que ninguno de sus dos hijos se dedica a la escritura. Mientras habla, suena el teléfono. Le llaman desde la Universidad de Málaga para anunciarle la transferencia del último premio ganado apenas un día antes. "Hoy invito yo", afirma con una sonrisa de oreja a oreja. Terrín no va a recogerlos todos. Para hacerlo, tendría que desplazarse de un lado a otro del país -y en alguna ocasión, incluso en el extranjero- casi cada semana.
Cuando se le pregunta por la cantidad de dinero que gana anualmente con su arte, el poeta y escritor minimiza. "Claro, no son premios importantes como el Planeta... si le quitas los impuestos [aunque muchos premios estén exentos de retenciones, para la mayoría de las remuneraciones suelen rondar el 19%), los gastos de desplazamiento para las ceremonias de entrega... se trata apenas de una ayuda para la economía familiar". Para demostrarlo, desaparece unos segundos detrás del umbral de la puerta y vuelve con unas hojas amarillentas entre las manos. Es ahí donde apunta en una tabla el resumen de su éxito desde 1971. Durante los primeros años se mantuvo en unamodesta media de 12-14 certámenes ganados, pero la década de los ochenta marcó el cambio. Al prejubilarse con 55 años, el poeta pudo dedicarse enteramente a la escritura, y eso se refleja de manera muy clara en las estadísticas. Entre las líneas de la tabla trazada a mano, el total de premios recibidos empieza a superar los 50, hasta llegar a 81 en el año récord, 2008.
Las ganancias también fluctúan. El año pasado acumuló unos 28.000 euros brutos. Sin embargo, los recortes han llegado también a los certámenes de literatura y el escritor afirma que no es posible vivir de eso. "Los premios son mucho más reducidos y a veces incluso no pagan", denuncia, pero declina especificar quien. "Además, ya no costean el viaje y las ceremonias de entrega son mucho más austeras".
Profesión: concursante
¿Dónde encuentra el tiempo para escribir tanto? Terrín admite que siempre ha tenido facilidad con los versos, pero todos los días intenta sentarse, aunque sea un rato, delante de su máquina de escribir ("una pieza de museo", como la define). "No me pongo una plumita en el cuello, ni madrugo para trabajar", destaca. Lo que más le gusta componer son los sonetos sobre su tierra natal y "las cosas de la vida", pero a veces incluso se atreve con relatos. Eso sí, siempre textos breves. "Intenté escribir una novela, pero me aburría como una ostra... Al fin y al cabo, entre componer poemas, buscar los concursos, preparar la documentación, las fotocopias, ir a correos para enviar la inscripción... es como un trabajo de oficina", bromea, pero admite que tiene "más premios que obras". Si un texto no sale ganador de una competición, Terrín suele enviarlo a otros concursos. A veces esta estrategia le ha causado problemas. "En alguna ocasión me han acusado de autoplagio. El jurado puede fallar con retraso y ha ocurrido que he enviado un poema a un certamen sin saber que ya había ganado otro con el mismo texto", explica.
El autor cuenta con 24 libros de poesía y seis de prosa publicados. Sin embargo, dice que no tiene ni idea de cuántas copias se han vendido. Y la emoción de ganar un nuevo concurso tras haber triunfado en más de 1.000 certámenes ("¡1.769!", corrige) ya no es la misma que al principio, aunque siempre es "una gran alegría". En ocasiones, incluso ha repetido victorias.
Terrín no tiene ni ordenador y para estar al tanto de las convocatorias de los concursos confía en un grupo de amigos aficionados a la literatura. Cada sábado desde hace más de 25 años los 15 miembros de la asociación cultural Alcandora se reúnen en Albacete para intercambiar opiniones y noticias de competiciones, a pesar de no contar con subvenciones públicas para organizar actividades relacionadas con la escritura.
No todo es tan fácil como ganar premios en la vida del poeta cordobés. La Asociación Damnificados por Terrín (ADT), un grupo de escritores anónimos que se dedica a criticarle en foros literarios en Internet, se encarga de complicarlo. Denuncian supuestas irregularidades en los fallos de los jurados e incluso le desean la muerte para poder obtener algún que otro premio. A los que le acusan de ser cazapremios el escritor contesta orgulloso: "Sí, lo soy. ¿Y qué hay de malo?".
Los concursantes compulsivos
A Ana C. Gómez, redactora de contenidos de la web Premios Literarios, no le gusta nada la palabra cazapremios. "Existen escritores que participan de forma habitual en concursos literarios, a veces de forma profesional, como único medio de vida, al igual que concursan con sus obras los arquitectos o los diseñadores y nadie les llama así", sostiene. Vivir del certamen, asegura, es posible: "Conozco a más gente que a partir de una determinada edad -de jóvenes es más raro- vive exclusivamente de los premios, y que además lo hace de forma siempre limpia".
Para ella, solo pueden definirse cazapremios los que recurren a la trampa. "Hay autores que participan con obras ya premiadas en otros concursos o prácticamente iguales -algo que las bases normalmente prohiben- a las que simplemente les cambian un par de versos o escriben con distintas palabras una idea de otro, etc", explica. De todas formas, es cada vez más fácil descubrir el plagio, gracias a Internet.
Las nuevas tecnologías han facilitado mucho la vida de los concursantes. "Enterarse de las bases no es hoy día difícil, gracias a Internet", afirma Gómez. "Y luego es cuestión de llevar un cuadro claro donde apuntar cada premio, la obra enviada, con qué seudónimo, fecha de fin de plazo, fecha de fallo y algunos detalles más, como quién ha ganado cada año para así ver qué tipo de cosas se premian en un concurso determinado y adaptarse a ellas. Sobre esta tabla van tachando, coloreando y eliminando cada cual a su manera".
La redactora conoce muy bien el nombre de Manuel Terrín: "Escribe bien, según los entendidos. Poco arriesgado o innovador, pero bien". Sería imposible no hacerlo, puesto que el poeta cordobés a menudo se convierte en protagonista de las discusiones del foro de la página web, casi siempre como diana de criticas.
En otro foro literario el escritor Luís Vea García comenta: "Yo he sido uno de los que le he sufrido. Y lo digo con la sonrisa en los labios porque en muchas ocasiones en las que he quedado segundo o tercero, él ha sido el vencedor. Aunque también he tenido el gusto de ganar y luego ver cómo su nombre era pronunciado como uno de los participantes, lo cual ha añadido mérito a mi premio".

Vea llegó a ganar un centenar de premios entre 1999 y 2003. Más que vivir del certamen, cree que se puede "sobrevivir" de ello, aunque no sea fácil. "Dejé de presentarme en concursos cuando cuando me di cuenta de que el premio ya no era un medio para darme a conocer, sino se habría convertido en el fin de mi escritura", admite el autor.
*

martes, 14 de enero de 2014

(Poetas amigos)
*
Hoy que ha salido el sol jugando con las nubes, tras un largo paseo he vuelto a casa con mejor humor que ayer. Y tras poner orden en algunas cosas, ha caído en mis manos EL CUADERNO BATARRO NÚM. 4 que me remitió hace años, el poeta amigo DIEGOS GRANADOS, dedicado a:

JOSÉ MARIA PADILLA VALENCIA, 
un exquisito poeta amigo suyo. 

Y como los amigos de mis amigos, los considero también amigos míos, paso a plasmar aquí, retazos de sus pensamientos englobados como  PALABRAS BÁSICAS Y FUNCIÓN CREADORA, con el sugestivo título:


EN TORNO A POEMAS DE LA NOCHE. 

Y aunque no resulta fácil elegir textos cortos entre sus 40 páginas, aquí os dejo algunos retazos que van más allá de las propias palabras:


La luna, ahora sí deja sus rayos
que burlen a las nubes y abrillanten,
con etérea saliva de rocío
el verde germinado de la hierba.
*
Yo me asomé al brocal del pozo oscuro
del interior silencioso de mi noche.
*
¡Angel de ocasos y de lunas llenas
que, vencidas sus luces por las sombras,
recorrieron la noche y abatidas,
llegaron a morir dentro de mi!
*
Oculto en el silencio de la noche
yo vi, desde la esquina de las sombras,
redonda y recortada sobre el cielo
detrás de la silueta de un olivo,
alzada en su quietud, la luna llena.
*
Para otros el sol y el claro día,
la bravura del mar y la confusa
vocería que crece de la tierra.
Dejadme a mí mi noche y su perfume
y, tendido en la hierba, su murmullo.
*



lunes, 13 de enero de 2014



(Vídeo música)
*
Siguen los días grises
entristeciendo el alma.
Por ello, aquí os dejo
para estimular la mente:
Arte sin pintura,
poema sin palabras,
estructuras en el aire
de un espadachín sin espada.
*
ANGALU
*
http://www.youtube.com/watch?v=r8bqWLDUPQQ&feature=player_detailpage#t=78

sábado, 11 de enero de 2014




(Vídeo música)
*
¿El día está gris y no os apetece salir a pasear?
¿Estáis tan tristes como el tiempo?
No os preocupéis si hasta el leer, hoy os da sueño. Abrid el siguiente mensaje y veréis algo espectacular.
Y esperando que termine, se irán abriendo otras opciones de deportes de riesgo similares. Todos ellos filmados con buena resolución. De buena calidad.
Y recordad aquel refrán: A MAL TIEMPO BUENA CARA.
¡FELIZ FIN DE SEMANA A TODOS!
*

martes, 7 de enero de 2014





(Curiosidades)
*
Albert Einstein (1879-1955), Premio Nobel de Física en 1921, gozó de la rapidez mental propia de un genial humorista. En cierta ocasión un periodista le preguntó:

- '¿Me puede Ud. explicar la Teoría de la Relatividad ?'
A lo que Einstein replicó:
- 'Y Ud., ¿me puede explicar cómo se fríe un huevo?'
El periodista le miró extrañado, y contestó:
- 'Pues sí, sí que puedo'.
A lo cual Einstein replicó:

- 'Pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego'.
*

lunes, 6 de enero de 2014






(Vídeo música)
*
Hoy DIA DE REYES, es el último de las Fiestas. Mañana comenzará el curro y la vida irá volviendo a la normalidad. ¿Tendremos que dejar de ser "capullos" y abrirnos a todo como una rosa? 

Y como para comenzar bien el año, es preciso sacudirse el polvo, aquí os adjunto un baile que además de remediar el frío reinante en las latitudes del norte de este planeta, nos puede sacudir y volver boca abajo todo lo nefasto del 2013; año que por arte de magia se nos ha ido de repente.

¡FELIZ FIN DE FIESTAS A TODOS MIS VISITANTES!

ANGALU
*



sábado, 4 de enero de 2014




(Poetas amigos)
*
"No te vayas, que en el río
de tu amor, beber me plugo

y la sed es un verdugo

cuando el cauce está vacío."

                       Naborí


LOS POETAS Y LOS RÍOS

Yazgo tranquilamente en mi tugurio
en la alta noche. Por el cielo riela
un cirio blanco que en su faz revela
algún pasado de un fatal augurio.

El río, con sus voces, su murmurio,
de inmenso anochecido centinela,
no es pájaro celeste y casi vuela
a las alturas que le da el mercurio.

¡Ah, los ríos!: las venas terrenales,
¡qué fueran los ardientes arenales
sin sus aguas venidas de la lluvia!

Magia pluviosa de serenos cauces.
¡Ah!, pero son devoradoras fauces
cuando en la tierra, sin cesar, diluvia.

Enero 2014  

Los poetas se hermanan a los ríos
dándoles tratamientos de los dioses
igual en bienvenidas que en adioses
nos hermanamos a sus desafíos.

Vamos con sus corrientes por bajíos,
ribazos y cunetas, y en desgloses
frente a sus cámaras hacemos poses
con un fondo de verdes lomeríos.

No conozco poeta que no haya
cantado por su río junto al valle
aunque resida por distante playa.

Unos al Mayabeque; al Yumurí
otros...Y yo concluyo tal detalle
¡dónde mi San Andrés, metido mí!

*

Francisco Henríquez
Miami-Cuba
*

viernes, 3 de enero de 2014






(Vídeo música)
*
No os perdáis el siguiente vídeo cuyo acceso adjunto. Es una maravilla que una amiga me ha enviado esta misma noche por correo.
*
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=nr9KrqN_lIg





(Curiosidades)
*

 “ESTA CAÑON”

Se dice de “algo alguien que está particularmente apetecible. También se usa la forma está bomba“.

El cañón y las bombas son algo importante impactante que no pasan desapercibidos en los combates por su contundencia y resultados a la vista. Como tampoco  pasó desapercibida a Alfonso XII la escasa belleza de su prometida  Dña. María Cristina  de Habsburgo, cuando comento en la corte “a mi tampoco me ha  parecido muy guapa, pero te habrás dado cuenta que la que esta bomba es mi suegra”
*



(Curiosidades)
*

ANDATE CON EL BOLO COLGANDO


Otra explicación aportada por D. Luis Orgaz sería la referida al “bolo” como el machete (el bolo es un machete de hoja larga, de origen filipino, y utilizado como arma o para desbrozar) que nuestros sufridos soldados de ultramar utilizaban en Cuba, Puerto Rico y Filipinas y que, por supuesto, se elaboraban en la Fábrica de Armas de Toledo. Al estar muy afilados y llevarlos siempre consigo, quedó aquel dicho de “no te andes con el bolo colgando” (ya que te cortará). Porque aquel que no lo llevaba en la mano, salían los “Manises” cubanos de entre el cañaveral de azúcar y le cortaban el pescuezo.
*





(Curiosidades)
*

 “VENIR CON MONSERGAS”

O lo que es lo mismo “venir con cuentos, molestar o importunar, excusarse con tonterías”.

 Puede provenir de los relatos fantasiosos llamados “sergas”, en los que los héroes caballerescos contaban hazañas o justificaban sus fallos con historias increíbles.
*




(Curiosidades)
*

 SER UN VIVA LA VIRGEN”

Se aplica a las “personas despreocupadas e irresponsables”.

Esta frase tiene al parecer un origen marinero. En nuestros buques de guerra los marineros de servicio al cantar el turno de guardia asignado gritaban sus nombres. Al último  que había formado  le correspondía la última guardia y además de su nombre debía exclamar ¡Viva la Virgen! Como los que solían dar este grito eran casi siempre los mismos, es decir los más holgazanes, torpes e indolentes, se le fue asociando con esta expresión que perduró en el tiempo.
*




(Curiosidades)
*

“PERDER LOS ESTRIBOS”

Equivale a “perder el control sobre si mismo.”

Proviene de antiguas expresiones de la caballería. Los estribos son los apoyos de los pies del jinete cuando está montado. Si se pierden los estribos, se pierde el modo de sujetarse en la caballería con la seguridad  debida y el cuerpo queda sin control sobre la montura.
*





(Curiosidades)
*

VERSELE A UNO EL PLUMERO”

Frase que se emplea para indicar que “se han descubierto a alguien sus verdaderas intenciones”.

Alude al penacho de plumas  que coronaba el morrión o sombrero de los miembros de la Milicia nacional  a partir de 1820. Esta fuerza liberal fue disuelta  por los absolutistas  y  en esta época conservadora, cuando alguien descubría sus pensamientos o mostraba ciertas tendencias liberales  se decía que se le veía el plumero.
*